Warning: fopen(/homepages/28/d706259581/htdocs/app706259651/wp-content/plugins/akismet-privacy-policies/languages/akismet-privacy-policies-es_ES.mo): failed to open stream: No such file or directory in /homepages/28/d706259581/htdocs/app706259651/wp-includes/pomo/streams.php on line 153
ALATRISTE un tercio español. - Alfredo Bezos
Somos lo que exploramos, lo que experimentamos y vivimos. Pero también lo que contamos.
Somos lo que exploramos, lo que experimentamos y vivimos. Pero también lo que contamos.

ALATRISTE un tercio español.

Pese a que la película se estrenó hace ya un mes, me apetecía resaltar algunas cosas de ella que de alguna manera, pese a ciertas críticas, me han hecho un incodicional igual que con los libros.

Y todo esto partiendo de que Arturo Pérez Reverte siempre me ha inspirado un conflicto de sentimientos de amor y odio, pero con Alatriste consiguió engancharme… no solo al personaje, si no a una manera de ver la españa del Siglo de Oro y por defecto la españa contemporanea y cómo la naturaleza de las personas tampoco ha variado mucho desde entonces.
Respecto a la peli… ( opinión personal) empezaré diciendo que la idea de resumir todos los libros ha sido un tanto arriesgada… demasiado material para meter en dos horas, pudiendo haber dejado para hacer al menos una nueva entrega, sobre todo teniendo en cuenta el éxito que está teniendo.
Creo que esto ha provocado que la peli esté llena de saltos, a veces inexplicables, mal entrelazados en el montaje que puede generar que más de uno se pierda en mitad de la peli si no ha leido al menos los dos primeros libros. naturalmente todo esto afecta al ritmo… que en ocasiones se hace demasiado lento… pero claro… Díaz Yanes no es Peter Jackson ni Alatriste El señor de los anillos..
También afecta al juego que se podría haber sacado a algunos personajes… y aquí me tengo que parar especialmente en dos de ellos. El primero «Bocanegra»el inquisidor interpretado por Blanca Portillo. Una lástima no haber aprovechado ese chorro de talento sostenido capaz de helar el semblante de uno cuando aparecía en escena y habría la boca. desde luego esta mujer no tiene límites ni retos que no se eche a la espalda y los saque con soltura… mira que lloré con ella interpretando el papel de Agustina en «Volver».
También me encogió los adentros el personaje de Copons, interpretado por Eduard fernández… quizás porque ese loco hombre de tierra al que interpreta, me resulta tan familiar y tan cercano… he visto unos cuantos como él a lo largo de mi vida y se lo que me digo. Amigos castellanos, honestos, copados y leales, que van a tu lado hasta el fin del mundo si es preciso… sin preguntar el motivo… para qué… eso sí… tan sinceros y directos que no se rajan en decirte que estás haciendo el gilipollas con tu vida.
Pero lo que más planchao me dejó, y ahí Díaz Yanes, como gran taurino que es, lo bordó… sobre todo al final de la peli, es el sentido humano, ético y de gran dignidad que marca la vida de estos aguerridos soldados. Como bien dicen al final, prácticamente derrotados…
«lo sentimos… pero somos un tercio español… y no nos rendimos»
Alguno de arriba se equivocó de política o estrategia…. pero somos un tercio español.
Siempre habrá un Conde de Guadalmedina al que uno, siempre leal y dispuesto, apoya, ayuda o le salva el cuello en un momento dado… y se termina volviendo mezquino y deja a sus hombres abandonados a su suerte… quizás porque borracho dentro de su propia mezquindad, no se quiere enterar o pasa del desmoronamiento que hay a su alrededor…. pero somos un tercio español y aguantamos.
Te pueden llamar sumiso… corrupto o mercenario… explicar la lealtad siempre es dificil… uno no se plantea traiciones tan a la ligera… porque cuando se está en primera linea de fuego, la escala de valores se reduce a la más mínima expresión de supervivencia… y cumples con tu trabajo y punto. Aunque luego no figures en el cuadro de Velázquez… o en la foto cuando a tu empresa le dan un premio… misión cumplida para bien o para mal… «Guadalmedina» tendrá otro título nobiliario… o simplemente se adentrará aún más en el ciego laberinto de su mezquindad.
En el campo de batalla los tercios tenían fama de mantener firme siempre su posición y no retroceder, retiraban a sus muertos de la primera fila y seguían resistiendo… pero la sangre permanecía… a veces salpica y no se limpia fácilmente y eso es bueno… para que cuando «el tercio español» tenga audiencia con Guadalmedina, este le pueda recordar la última vez que estuvieron juntos en el campo de batalla…. señor… «seguimos siendo un tercio español»

PD:Esta entrada está dedicada a aquellos que, hoy en día, se sienten un tercio español.
PD: En cuanto a la peli seguro que la versión extendida en DVD está mucho mejor…jeje

AVISO:Quien no haya visto la película, y no quiere que le cuenten el final, que no pinche en este vídeo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.More information on Akismet and GDPR.

7 ideas sobre “ALATRISTE un tercio español.”

A %d blogueros les gusta esto: