Somos lo que exploramos, lo que experimentamos y vivimos. Pero también lo que contamos.
Somos lo que exploramos, lo que experimentamos y vivimos. Pero también lo que contamos.

AIREA el 2017

Empiezo nuevo año con tranquilidad y serenidad. Siendo consciente de que las perspectivas son buenas, fruto del buen trabajo realizado a lo largo del 2016. Es un viaje que no para, que continúa y nos lleva desde lo que soñamos hasta lo que vemos hecho realidad. Pequeños pasos que nos hacen avanzar y mejorar. Pequeños pasos que generan y activan cambios, que transforman deseos en realidad. Una manera de ser y estar que tiene mucho que ver con una de las experiencias que he podido vivir en 2016. «AIREA». Una experiencia que impulsa Ester Ortega desde Fundación Tuya y que quisimos compartir desde Funts project y traerla a Euskadi el pasado mes de septiembre.

No me pude implicar de lleno en el proceso que allí se vivió. Me tocaba estar detrás de la cámara para recoger lo que allí ocurría; lo que cada una de las personas que participaron pudieron experimentar. Fui un espectador privilegiado que pudo observar cómo cada persona iniciaba un viaje interior que la llevaba a descubrir lo mejor de ella, que la llevaba a emerger su capacidad de poder generar los cambios personales y colectivos necesarios para transformar sus vidas y todo lo que gira a su alrededor. Pienso en ese momento y me emociono. Es un milagro observar ese momento de cambio, de crecimiento, renacer para empezar a dar pequeños y nuevos pasos… muchos pequeños pasos que consiguen transformar algo.
Observé, pero al mismo tiempo yo también pude hacer mi pequeño viaje. Quizás esta combinación me permitió ser más consciente de lo que allí estaba pasando, de lo que me estaba pasando, de lo que estaba siendo capaz de hacer con mi vida y de cómo esto influía en las personas que me rodean.
Toca seguir «aireando». Toca preparar el terreno para que de ahí emerja lo mejor de cada una, de cada uno. Tenemos que seguir siendo capaces de ser los protagonistas del cambio que queremos generar. Nadie tiene la varita mágica para que esto sea fácil y sencillo. Para eso están las personas que nos rodean. Sin ellas no somos nada. Espero seguir compartiendo viaje con aquellas personas que quieran contar conmigo. Será un placer disfrutar y llorar en su compañía.

 

«No somos observadores separados o víctimas pasivas, nosotros podemos elegir ser creadores de una historia mejor» John O´Brien.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: