Somos lo que exploramos, lo que experimentamos y vivimos. Pero también lo que contamos.
Somos lo que exploramos, lo que experimentamos y vivimos. Pero también lo que contamos.

Desde la incertidumbre

«Para poder crecer, en ocasiones es necesario estar un poco ahí.. al borde de la incertidumbre» Con esta frase, el cocinero argentino Francis Mallmann sentencia en el documental «Chef´s table» el sentido que ha llevado su vida y cómo este le supuso un vuelco en su manera de ver la vida y su profesión.

Me encanta la cocina, me apasiona dejarme llevar por todos los sentidos que en mi despierta la comida. Quien me conoce lo sabe bien. Gracias a esta pasión descubrí que en el mundo de la cocina existen personas que se dejan la piel a diario por conquistar la excelencia en aquello que hacen. Descubrí que la búsqueda de la creatividad, la innovación y la investigación es también una necesidad en este ámbito para llegar a lo más alto. Que esa búsqueda es exactamente igual a la que hacemos los demás en nuestros ámbitos de trabajo para conseguir la misma excelencia en aquello que desarrollamos. Y por qué no.. somos capaces de recoger y auditar nuestros procesos creativos y de innovación y los compartimos como hizo Ferrán Adrià.

Al final es la pasión y la Fé ciega en lo que haces lo que te lleva, como dice Mallman, a adentrarte en lo desconocido. En la incertidumbre. En explorar los límites que te lleven a conseguir aquello que realmente sientes que tienes que hacer. No es el camino más fácil… pero sí el más gratificante. Ese dolor que tu solo conoces cuando rozas el momento álgido de la lucidez, en pleno proceso y sin saber cuándo llega el resultado final. Los procesos en ocasiones requieren su tiempo, pero la recompensa final, si esta es positiva, merece la pena.

2015 ha sido un año por el que mereció la pena transitar. Por fin me permití el lujo de adentrarme en los límites de la incertidumbre. No lo hice solo, lo hice arropado por las personas que me rodean y bien acompañado por Maider y Arantxa. Esto ha posibilitado que Funts Project sea en estos momentos una realidad que empezaba justo ahora hace un año. Aunque oficialmente empezamos el 9 de febrero.

Ha sido un año que también me ha servido para darme cuenta de que hay ciertas mochilas que pesan demasiado y consumen excesiva energía. Energía que ahora necesito para Funts al máximo. Cada cosa debe estar colocada en el lugar que le corresponde y creo que poco a poco lo voy consiguiendo.

Se perfectamente que el 2016 no va a ser fácil. No me importa. Estoy preparado. Estoy deseando seguir disfrutando del camino, de las personas, y de los momentos que estas provocan.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: